News

El buen descanso es un lujo. Añade No Molestar En Tu Agenda 2023

Muchos empleados, amas de casa y estudiantes no valoran un buen tiempo de descanso. Creen que dormir la siesta o dormir las 8 horas recomendadas nos hace menos productivos. Y, sin embargo, los trabajadores de todo el mundo se sienten cada vez más cansados, el agotamiento los atormenta y eso afecta internamente su salud. Las encuestas afirman que 3 de cada 4 trabajadores experimentan fatiga laboral. El descanso es importante, así que adopta los consejos para dormir bien.

a pandemia de COVID-19 y todas las amenazas e incertidumbres que la acompañan han reorientado los sistemas de valores de las personas para enfocarse más en la vida, especialmente en la diversión y el tiempo de inactividad fuera del trabajo. Además, los ajustes para permitir que las empresas ofrezcan horarios de trabajo flexibles e híbridos han creado (en teoría) más horas para que las personas descansen.

Un buen descanso es importante para la salud y la felicidad. ¿Intentas dormir en paz?

Todos sabemos que es importante descansar. Las investigaciones han demostrado que el descanso es vital para la salud mental y física de los humanos, dados sus grandes beneficios para nuestro sistema inmunológico, el manejo del estrés, el estado de ánimo, la toma de decisiones, la creatividad y la productividad laboral.

Sin embargo, lo que menos se sabe es cómo descansar bien. El descanso puede ser natural, como dormir o correr. Pero así como podemos dormir o correr mucho mejor si aprendemos las técnicas correctas, podemos maximizar el poder del descanso para restaurarnos por completo aprendiendo los consejos científicos sobre los mecanismos de un buen descanso.

Se puede obtener un buen descanso:

Tomar una siesta diaria (20 mins)
Leer un buen libro cómodamente (40 mins)
meditar
Dormir entre 6 y 7 horas continuas cada noche
Programar unas buenas vacaciones de descanso al menos cada 6 meses (mínimo 3 días continuos)

Descansar es más fácil decirlo que hacerlo. El buen descanso es un hábito que necesita ser introducido y reforzado durante un período sostenido.

Uno de los problemas es la suposición de que un parón o pausa nos frena, bajando la productividad. Sin embargo, incluir el tiempo de inactividad en nuestras rutinas puede ayudarnos a recargar nuestras baterías y mejorar nuestro enfoque y concentración.
Convertir una actividad en una rutina y recompensarla es la forma más fácil de desarrollar un hábito porque al hacerlo, la actividad se vuelve automática.

BUEN SUEÑO

Cuando logras convertir el buen descanso en una rutina, cualquier actividad, incluido el descanso, maximiza su efecto positivo en nuestro cuerpo, mente y emociones. ¡Así que descansa!

0 0 votos
Valora este Articulo
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba