News

Faltan opciones más sostenibles de los minoristas. Industria de la moda 2023

Aunque la última década fue una demanda prometedora de moda sostenible, faltan opciones verdaderamente sostenibles. Estamos aceptando que ha aumentado la conciencia pública sobre la industria de la mora y su impacto ambiental.

La industria de la moda se ha visto sometida a una mayor presión por parte de los activistas, y los gobiernos están de acuerdo. Mientras tanto, los consumidores reevaluaron sus valores para enfocarse más en la sostenibilidad.

Pero hoy, el mundo está pasando por una severa crisis del costo de vida. Todo es más caro y el ritmo de vida se acelera. Nuestros costos de alimentos y energía están experimentando aumentos de precios sin precedentes, junto con la pandemia de COVID-19 y los conflictos políticos en todo el mundo, todo lo cual ha causado presiones financieras extremas que se sienten agudamente en todo el planeta.

Los conflictos sociales y ambientales exigen opciones sostenibles

Las recesiones se avecinan en gran parte del mundo desarrollado, incluidos los EE. UU. y el Reino Unido, mientras que 71 millones de personas ya se han visto empujadas a la pobreza. Los salarios no son suficientes para mantener las necesidades básicas y el entretenimiento de una familia.

En consecuencia, los consumidores a nivel mundial están teniendo que cambiar drásticamente sus hábitos de consumo y saben que las opciones sostenibles pueden hacer que las cosas vayan más allá, pero los costos de los productos sostenibles siguen siendo altos, por lo que comprar desechables es la primera opción práctica, pero no la ideal.

En el segmento de la moda, todos necesitamos ropa y calzado. ¿Cómo podría la moda ser sostenible? Una industria cuyo consumo se considera de lujo si queremos vestir a la moda.

la crisis del costo de vida ahonda en ¿Qué es un producto? ¿Qué opciones sostenibles tengo a mi alcance?

Sabemos que lo sostenible es lo que mantiene un equilibrio entre coste y usabilidad, es algo que va a durar más tiempo en cuanto a calidad. Si las opciones sostenibles cuestan un poco más pero duran mucho más, entonces lo desechable no debería ser una opción. Pero, ¿y si las opciones sostenibles realmente no lo son?

El precio tiene prioridad sobre la sostenibilidad a medida que el costo de vida se dispara. Datos de consumo de hoy:

La mayoría de la gente (57 %) todavía quiere que la industria de la moda sea más sostenible. Necesitamos ropa y calzado verdaderamente sostenibles.
Alrededor del 61% dice que está más preocupado por el precio a medida que la crisis del costo de vida continúa aumentando, incluso aquellos en grupos de altos ingresos probablemente acepten el costo de las marcas sostenibles; hoy ya se comparan con opciones comerciales.
Además, más de la mitad (55 %) está de acuerdo en que los productos de moda sostenible siguen siendo demasiado caros, y es más probable que los grupos de mayores ingresos estén de acuerdo.
El 39% dice que pagaría más por versiones sostenibles del mismo artículo de moda.

Si bien existe una demanda de mayor sostenibilidad dentro de la moda, los minoristas deben ofrecer más accesibilidad para que los consumidores puedan seguir comprando opciones de ropa sostenible.

Los precios de las opciones sostenibles pueden bajar al alargar el tiempo de entrega

Un ejemplo de cómo los minoristas pueden ayudar a los consumidores a apoyar la moda sostenible sin el costo monetario es alargando la entrega del producto.

La investigación encontró que el 41% dice que pagaría más por algo más ecológico, entendiendo que los servicios de entrega de pedidos en línea pueden demorar un poco más.

A la mayoría (54 %) no le importaría que las entregas fueran más lentas, comprensiblemente dada la decisión empresarial de reducir el número de viajes en camión/furgoneta (y reducir las emisiones de CO2).

Es prometedor encontrar que los consumidores expresan su disposición a retrasar las entregas de productos en aras de la sostenibilidad, dado que la expectativa en los últimos años en las compras en línea de opciones sostenibles es cumplir con entregas rápidas.

Es necesario fortalecer la confianza del consumidor en la decisión de compra respecto a opciones sustentables

No todas las marcas verdes son responsables. Muchas afirmaciones de sostenibilidad de la moda siguen bajo escrutinio y muchas conocidas ahora están bajo investigación por lavado ecológico. Esto ha tenido un impacto en la confianza del consumidor.

La investigación confirmó que la mayoría de las personas (54 %) dice que no confía en las afirmaciones que hacen las marcas de moda sobre su compromiso con la sostenibilidad.

El escepticismo de los consumidores permanece y la gente quiere pruebas antes de comprar moda sostenible. Los consumidores necesitan más claridad sobre qué productos son sostenibles.

El estudio revela que la mayoría de las personas (55%) dicen que les resulta confuso saber qué prendas de vestir son sostenibles y muchas comparten que no pueden identificar si una prenda es sostenible o no.

El desafío para las marcas es que la sustentabilidad cubre muchos complejos y problemas, desde cómo y dónde el consumidor comprenderá cómo se obtienen las materias primas, hasta los procesos de fabricación y cómo se empaquetan y transportan las prendas y por qué son realmente opciones sustentables.

Las marcas no pueden ni deben simplemente etiquetar los productos como ‘sostenibles’ sin comunicar e informar al consumidor de cada eslabón de la cadena. ¿Cómo pueden las marcas tratar de ser más claras al comunicar qué productos de sus catálogos son sostenibles, y tal vez ser más específicos sobre qué artículos son, para ayudar a los consumidores a identificarlos?

Los consumidores quieren que la industria de la moda se vuelva más sostenible, y mientras esperan que las empresas lo hagan, también están dispuestos a asumir la responsabilidad, si eso es relevante. las opciones son accesibles.

0 0 votos
Valora este Articulo
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba