News

El Banco de España despide al Gobierno

El Banco de España despide al Gobierno – La inflación no tuvo un repunte solo por culpa del guHernández de Cos señala que el detonante de la subida fue la rápida reactivación de la demanda tras la rebaja de restricciones. Asimismo, el punto de partida se remonta a mediados del año pasado.

El Gobierno defiende que la inflación se desató tras la invasión rusa a Ucrania, sin embargo, lo niegan. El Banco de España ha indicado que la subida de precios comenzó mucho antes de este movimiento. De hecho, indica una fecha concreta: a mediados de 2021, tras el levantamiento de las restricciones impuestas durante la pandemia.

Pablo Hernández de Cos, presidente del Banco de España, explica las causas de esta subida:

La rápida reactivación de la demanda tras la eliminación de las restricciones que se impusieron para tratar de contener la pandemia. La producción estuvo limitada durante mucho tiempo y reiniciar todo el proceso es extremadamente costoso.
El repunte de los precios de las materias primas en los mercados internacionales. Es un factor que ha afectado la economía de todos los países, y es demasiado difícil de combatir.
La subida de los precios de la energía. Esto como consecuencia de la guerra y el menor suministro de gas, pero también por la falta de mantenimiento de la infraestructura.

Desde mediados de 2021, la inflación en la Eurozona se mantiene claramente alcista, además de haberse intensificado en los últimos meses. Además, se ha ido extendiendo en menor medida a la inflación subyacente.

Esta realidad contrasta radicalmente con lo que defienden el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y sus ministros de Economía. En esta versión se dice que los precios se dispararon exclusivamente a causa de la guerra en Ucrania: la guerra en sí y los preparativos de Putin fueron un fenómeno que no se pudo prever ni tomar medidas preventivas.

Incluso ha tomado medidas sociales basadas en la crisis energética. Sin embargo, parece insuficiente si vemos que el costo de la energía es solo uno de los puntos del panorama general, y que está relacionado con algo más complejo como son las cadenas productivas.

¿Qué versión se acerca más a la realidad?

Lo cierto es que desde el inicio de la pandemia se tomaron medidas con el temor de que pudieran afectar la economía nacional. Sin embargo, las consecuencias más graves las empezamos a ver claramente justo después de que se levantaran las restricciones, en busca de su reactivación y recuperación.

La situación geopolítica y económica actual ha dejado al continente en una mala posición. El suministro de energía ha disminuido radicalmente, y es un factor por el cual era imposible tomar medidas preventivas.

Como consecuencia, las materias primas y la reactivación de la producción han tenido costos muy superiores a los estipulados.

Por lo tanto, no podemos decir que la inflación se deba únicamente a la guerra en Ucrania. De hecho, desde antes de la delicada situación, ya se habían producido grandes subidas de precios, sobre todo en los de primera necesidad.

los cuellos de botella

La reactivación de la economía funcionó bastante bien, pero la oferta se está quedando muy atrás en comparación con la demanda de productos y servicios. Como consecuencia, las cadenas productivas globales se han sobrecargado arrastrando los retrasos de hace dos años.

Este punto en concreto va a tardar bastante en recuperarse. Incluso a nivel de consumidor, no es tan simple como obtener crédito en línea si desea comprar un producto que tiene una gran demanda. Esta es solo una de las consecuencias que se encuentran en el último eslabón de la cadena de distribución.

0 0 votos
Valora este Articulo
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba